Nuevas entradas en nuestra web

Buenos días,

Hemos remitido las entradas a una nueva dirección de wordpress que podéis visitar desde nuestra web:

http://www.centrolancis.com

GRACIAS

Advertisements

CÓMO DESARROLLAR LA AUTOESTIMA EN NIÑOS

Primero debemos identificar el nivel de autoestima del niño/niña.
Un niño con mucha autoestima estará orgulloso de sus logros, actuará con independencia, asumirá responsabilidades con facilidad, sabrá aceptar las frustraciones, se sentirá capaz de influir sobre otros y mostrará amplitud de emociones y sentimientos. Un niño con poca autoestima evitará situaciones que le provoquen ansiedad, sentirá que los demás no le valoran, echará la culpa de su propia debilidad a los demás, despreciará sus dotes naturales y se dejará influir por otros con facilidad.

Las anteriores son algunas de las características que puedes identificar en tu hijo/hija a través de su comportamiento.

La autoestima es un sentimiento que surge de la sensación de satisfacción que experimenta el niño cuando en su vida se han dado ciertas condiciones:

– Vinculación: consecuencia de la satisfacción al establecer vínculos que son importantes para él y que los demás reconocen como importantes.
– Seguridad: resultado del conocimiento y respeto del niño siente por las cualidades que le hacen especial o diferente apoyado por el respeto y la aprobación que recibe de los demás.
– Poder: Consecuencia de que el niño disponga de los medios, de las oportunidades y de la capacidad de modificar las circunstancias de su vida de manera significativa.
– Pautas: pautas que reflejen la habilidad del niño para referirse a los ejemplos humanos filosóficos y prácticos adecuados que le sirvan para establecer su escala de valores, sus objetivos, ideales y exigencias personales.

La clave es un equilibrio entre estas cuatro condiciones.

Los niños que tienen poca autoestima lo reflejan en su comportamiento. Y conforme se van desarrollando las características de esta falta de autoestima van convirtiéndose en costumbres y, como tales, tan difíciles de erradicar como cualquier otra.

images

CUANDO DECIR ADIÓS A UN SER QUERIDO NO FUNCIONA

Conocemos el proceso de duelo como el proceso de adaptación emocional que sigue a la pérdida de un ser querido, de una relación, un trabajo, etc. Esta respuesta emocional es acompañada de síntomas físicos, cognitivos y conductuales, que si se alargan en el tiempo puede producir lo que se conoce por duelo no resuelto o duelo patológico.

Muchos sabemos que el tratamiento de un duelo no resuelto consistiría en la aceptación de la situación en la que una persona vive sin ese ser que ya se fue. Pero hay ocasiones en las que se hace demasiado difícil decir adiós. Persistir en el trabajo del duelo orientado por un modelo normativo complicaría la situación aún más.

Guiado por la metáfora de ‘decir hola’, Michel White elabora y formula preguntas con la esperanza de ofrecer a estas personas la posibilidad de recuperar su relación con el ser amado y perdido. Se sorprendió del efecto que tuvieron estas preguntas para eliminar la sensación de depresión y vacío. Para ejemplificarlo, cito un ejemplo de su libro Introducción a la Terapia Narrativa.

John tenía 39 años cuando acudió a consultarme por “dificultades con su autoestima” (…) Tomando en cuenta la larga historia de rechazo de sí mismo que John experimentaba, le pedí más detalles sobre su vida. Me contó que había gozado de una infancia feliz hasta que sobrevino la muerte de su madre, cuando él tenía la tierna edad de siete años, justo antes de cumplir los ocho. Me dijo que durante un tiempo considerable, no podía creer que fuera verdad que su madre hubiera muerto, siempre esperaba verla aparecer de nuevo en cualquier momento. Luego sintió que tenía el corazón enteramente destrozado. Posteriormente el padre volvió a casarse con una buena persona “pero realmente las cosas nunca fueron de nuevo como antes”.

Le pregunté a John: “Si las cosas hubieran continuado siendo las mismas, si tu madre no hubiera muerto, ¿qué opinión tendrías ahora de ti mismo?”
Al llegar a este punto John comenzó a derramar lágrimas… “¿Pensaba que la madre le había faltado en su vida durante demasiado tiempo?” “¿Era realmente positivo que ella permaneciera ausente de la vida de su hijo?”
John pareció sorprendido y yo le pregunté si no le molestaría que le hiciera más preguntas. “No, está muy bien, sigue preguntando” me dijo. Entonces le hice las siguientes preguntas:

– ¿Qué veía tu madre en ti cuando te miraba con sus ojos llenos de amor?
– ¿Cómo sabía ella estas cosas de ti?
– ¿Qué rasgos, que cualidades tienes que pudieran decirle a ella algo sobre esto?
– ¿Qué puedes ver ahora en ti mismo que durante tantos años estuvo perdido para ti ?
– ¿Qué modificación sufrirían tus relaciones con los demás si llevaras contigo, en tu vida diaria, este conocimiento?
– ¿Esto haría que fuera más fácil para ti ser la persona que tú quieres ser, en vez de ser una persona para los demás?
– ¿Qué harías para comunicar a los otros esta nueva imagen de ti mismo como persona?
– ¿Hasta que punto el hecho de comunicar a otros esta nueva imagen de tu persona, te permitiría fortalecerte más?
– ¿De que manera esa experiencia de fortalecerte podría incidir en la relación que mantienes contigo mismo?

Vi a John en tres ocasiones más con intervalos de dos semanas y luego ocho meses después, lo vi para verificar cómo había evolucionado. Durante este tiempo. John había tomado varias medidas para mantener viva la “imagen” que su madre tenía de él y logró mantener una nueva relación consigo mismo, una relación en la que se aceptaba como persona en lugar de rechazarse. Y ya no se sentía vulnerable a esos hechos que solían empujarlo a concebir dudas sobre si mismo.

Viviendo Slow

Slow (lento, en inglés) es un movimiento que propone tomarse el tiempo necesario para disfrutar el momento, producir algo de calidad adaptándose así al ritmo natural del planeta. Es un movimiento más humano y con una lógica racional que no responda a las necesidades del sistema en que vivimos.

Surge en el año 1986, en Roma, fruto de la protesta originada por la apertura de una de las hamburgueserías de la cadena McDonald. Se contrapone a la estandarización del gusto en la gastronomía, y promueve la difusión de una nueva filosofía que combina placer y conocimiento. Además, opta por individualizar los productos alimenticios a las modalidades propias de cada territorio para cuidar la biodiversidad y hacer llegar la cultura alimentaria a la ciudadanía.

Comenzó centrándose en el ámbito de la alimentación (slow food) pero se espera llegar a otros ámbitos de la vida cotidiana.

Recordar que saber elegir el tiempo que dedicamos a cada actividad nos hará ser más productivos, sobretodo a largo plazo.

600px-SlowFoodThera06676

¿Sabes cuando tu hijo adolescente te está manipulando?

No es fácil gestionar las tácticas que utilizan los adolescentes para manipular a sus padres cuando necesitan algo. La presión y manipulación no son comportamientos inusuales ni enfermizos, forman parte de la vida familiar normal. Los hijos lo hacen y los padres también. Dar la lata, intimidar, lanzar amenazas, hacerse el mártir o incluso hacer sentir bien a los padres, son algunas de las tácticas que utilizan para conseguir lo que desean.

Si un adolescente recurre con frecuencia a una táctica concreta, es que probablemente los padres no la gestionan bien. Las personas acostumbramos a repetir el comportamiento que nos funciona. Lo mejor es averiguar si estamos reforzando un comportamiento manipulador cediendo y dando al hijo lo que quiere o si nos irrita tanto que estamos permitiendo disfrutar a nuestro hijo de una exquisita y satisfactoria venganza.

A medida que aprendamos a no ceder, pasarán a utilizar otra táctica. Las rabietas pueden empeorar durante un tiempo si de repente decidimos hacerles caso omiso. Recordemos ante cualquier petición que hay que mantener la calma o incluso pedirle unos minutos para pensar qué responderles.

images-2

Resistencia no-violenta

El pasado 22 de Noviembre se celebraban en Salamanca las I Jornadas Nacionales de Terapia Sistémica Breve. Se habló sobre la aplicación de la Terapia Centrada en Soluciones en diversos ámbitos, entre ellos, la intervención en violencia filio-parental. Se nos puede venir a la mente algunas escenas del programa ‘Hermano Mayor’, adolescentes problemáticos que parecen controlar a sus padres de una forma muy violenta (uno de los modos de control hacia los padres).

Lejos de estas televisivas escenas está el trabajo de los psicólogos de la Fundación Pioneros, de Logroño, que nos hablaron sobre algunas de las técnicas que los padres utilizan con sus hijos y que están basadas en el movimiento de no-violencia que inició Gandhi para luchar por la liberación de la India.

Este movimiento tiene doble significado, por un lado la renuncia a usar la fuerza y por otro la disposición a asumir sacrificios, algo que los padres deberán tener en cuenta.

 

Se les plantea a los padres hacer la guerra al contexto violento en el que están inmersos en sus hogares. Se les plantea que se reúnan ambos con su hijo/a e informen a su hijo/hija de lo siguiente:

 

‘La violencia ha hecho insufrible nuestra vida. Ya no podemos y no queremos vivir de esta forma. Vamos a hacer todo lo que esté en nuestras manos para cambiar la situación, excepto atacarte física y verbalmente. Por ello hemos decidido que:

Estaremos presentes de forma consistente en tu vida.

Ya no llevaremos el problema en silencio, sino que diremos lo que está sucediendo a familiares y amigos y les pediremos ayuda.

Nos opondremos firmemente a tus gritos, insultos y empujones.

No prendemos someterte ni controlarte. Este mensaje no es una amenaza, sino la expresión de nuestro deber como padres y como personas’

 

Es un proceso en el que los padres y las personas más allegadas deben mantenerse resistentes a cualquier tipo de violencia. Este sería el comienzo de una guerra que acabará en un pacto de no-violencia por parte del hijo/a.

resistencia_civil_Gandhi

http://www.centrolancis.com

¿Tengo una relación de pareja sana?

Una relación de pareja es algo más que tener a alguien a tu lado, es un compromiso que se acepta con el fin de hacerse feliz en uno a lo otro. Las siguientes son características propias de una relación de pareja sana. Puedes leerlas y analizar si tu relación de pareja se fundamenta en la buena comunicación, comprensión y admiración por tu pareja o tienes que mejorar algunos aspectos.

– Los miembros de la pareja se valoran a sí mismos y mutuamente. Comprenden sus diferencias y se tratan con mutuo respeto y cortesía.

– Son como socios, y toman decisiones conjuntamente.

– Cuando están en desacuerdo, saben que pueden hablar sobre sus diferencias y llegar a una solución juntos.

– Ambos escuchan y respetan las opiniones del otro. Expresan sus sentimientos y opiniones. No hacen comentarios hirientes sobre la otra persona.

– Cada uno asume la responsabilidad de sí mismo. No espera a que el otro resuelva sus problemas.

– Cada uno siente que puede tomarse tiempo para estar solo si lo necesita. Ambos se sienten a gusto realizando actividades por separado.

– El temor no existe en la relación. Las relaciones sanas se basan en el amor, respeto, afecto y felicidad.

– La pareja no trata de restringirse ni de controlarse mutuamente. Ambos alientan y apoyan la continua relación personal del otro.

– Incluso cuando están ocupados, se dan tiempo para el otro y para su relación.

– Tienen un círculo de personas que los conocen y apoyan como pareja. Pasan tiempo con otras personas que cultivan relaciones personales sanas.

índice